anotaciones y diálogos en borrador
La ecuación de Euler: «Misteriosa y sublime»
Galileo insistía en que la naturaleza está escrita en clave matemática y que a nosotros corresponde descifrar dicha clave. Los científicos buscan con sus formulaciones lograr una mayor sencillez, precisamente porque saben que cuanto más complicada sea su fórmula, más alejada de la realidad estará. John Maeda, al reflexionar sobre la simplicidad en el mundo del diseño, escribió sus Leyes de la simplicidad como reglas de vida. El periodista Ryszard Kapuscisnki, cuando buscaba a qué agarrarse a la hora de escribir sabía cuál era la respuesta: «¡Sólo la sencillez salva!». 

La ecuación de Euler: «Misteriosa y sublime»

Galileo insistía en que la naturaleza está escrita en clave matemática y que a nosotros corresponde descifrar dicha clave. Los científicos buscan con sus formulaciones lograr una mayor sencillez, precisamente porque saben que cuanto más complicada sea su fórmula, más alejada de la realidad estará. John Maeda, al reflexionar sobre la simplicidad en el mundo del diseño, escribió sus Leyes de la simplicidad como reglas de vida. El periodista Ryszard Kapuscisnki, cuando buscaba a qué agarrarse a la hora de escribir sabía cuál era la respuesta: «¡Sólo la sencillez salva!»

Tales de Mileto: una nobleza mayor que la riqueza y el poder
Completa la anécdota Aristóteles en su Política: «Como se le reprochaba por su pobreza lo inútil que era su amor a la sabiduría, cuentan que previendo, gracias a sus conocimientos de astronomía, que habría una buena cosecha de aceitunas cuando todavía era invierno, entregó fianzas con el poco dinero que tenía para arrendar todos los molinos de aceite de Mileto y Quíos, alquilándolos por muy poco porque no tenía ningún competidor. Cuando llegó el momento oportuno, muchos lo buscaban a la vez y apresuradamente, y él los realquiló en las condiciones que quiso, y, habiendo reunido mucho dinero, demostró que es fácil para los filósofos enriquecerse, si quieren, pero que no es eso por lo que se afanan». 
Imagen capturada de un vídeo de la serie Continuum, de Josué J. Ruíz, vídeo-artista e investigador en la UFV.

Tales de Mileto: una nobleza mayor que la riqueza y el poder

Completa la anécdota Aristóteles en su Política: «Como se le reprochaba por su pobreza lo inútil que era su amor a la sabiduría, cuentan que previendo, gracias a sus conocimientos de astronomía, que habría una buena cosecha de aceitunas cuando todavía era invierno, entregó fianzas con el poco dinero que tenía para arrendar todos los molinos de aceite de Mileto y Quíos, alquilándolos por muy poco porque no tenía ningún competidor. Cuando llegó el momento oportuno, muchos lo buscaban a la vez y apresuradamente, y él los realquiló en las condiciones que quiso, y, habiendo reunido mucho dinero, demostró que es fácil para los filósofos enriquecerse, si quieren, pero que no es eso por lo que se afanan». 

Imagen capturada de un vídeo de la serie Continuum, de Josué J. Ruíz, vídeo-artista e investigador en la UFV.

Rembrandt y la mujer adúltera
«Escoge una idea, un texto, algo que te llame la atención. Dale vueltas, investiga un poco, vuelve sobre lo que te ha llamado la atención o sobre eso que no entiendes. Llévate esa cuestión de de copas: háblalo con tus amigos, pregúntales, descubre dónde está el corazón de esa idea y qué es lo que tú ves en ella y quieres compartir con los demás. Luego, trata de contarlo plásticamente. Dale forma sensible». 

Rembrandt y la mujer adúltera

«Escoge una idea, un texto, algo que te llame la atención. Dale vueltas, investiga un poco, vuelve sobre lo que te ha llamado la atención o sobre eso que no entiendes. Llévate esa cuestión de de copas: háblalo con tus amigos, pregúntales, descubre dónde está el corazón de esa idea y qué es lo que tú ves en ella y quieres compartir con los demás. Luego, trata de contarlo plásticamente. Dale forma sensible». 

El Proyecto Blog, en la II Jornada de Innovación y mejora docente de la Universidad Francisco de Vitoria
«No es suficiente enseñar a los hombres una especialidad. Con ello se convierten en algo así como máquinas utilizables pero no en individuos válidos. Para ser un individuo válido el hombre debe sentir intensamente aquello a lo que puede aspirar. Tiene que recibir un sentimiento vivo de lo bello y de lo moralmente bueno. En caso contrario, se parece más a un perro bien amaestrado que a un ente armónicamente desarrollado» (Albert Einstein, Mi visión del mundo, p. 29).

El Proyecto Blog, en la II Jornada de Innovación y mejora docente de la Universidad Francisco de Vitoria

«No es suficiente enseñar a los hombres una especialidad. Con ello se convierten en algo así como máquinas utilizables pero no en individuos válidos. Para ser un individuo válido el hombre debe sentir intensamente aquello a lo que puede aspirar. Tiene que recibir un sentimiento vivo de lo bello y de lo moralmente bueno. En caso contrario, se parece más a un perro bien amaestrado que a un ente armónicamente desarrollado» (Albert EinsteinMi visión del mundo, p. 29).

Daniel Pennac, contra «la soledad y la vergüenza del alumno que no comprende»
«Sólo nosotros podemos sacarlo de aquella cárcel, estemos o no formados para ello. Los profesores que me salvaron -y que hicieron de mí un profesor- no estaban formados para hacerlo. No se preocuparon de los orígenes de mi incapacidad escolar. No perdieron el tiempo buscando sus causas ni tampoco sermoneándome. Eran adultos enfrentados a adolescentes en peligro. Se dijeron que era urgente. Se zambulleron. No lograron atraparme. Se zambulleron de nuevo, día tras día, más y más… Y acabaron sacándome de allí. Y a muchos otros conmigo. Literalmente, nos repescaron. Les debemos la vida».
Foto: imagen de la película Ernest & Celestine (2012).

Daniel Pennac, contra «la soledad y la vergüenza del alumno que no comprende»

«Sólo nosotros podemos sacarlo de aquella cárcel, estemos o no formados para ello. Los profesores que me salvaron -y que hicieron de mí un profesor- no estaban formados para hacerlo. No se preocuparon de los orígenes de mi incapacidad escolar. No perdieron el tiempo buscando sus causas ni tampoco sermoneándome. Eran adultos enfrentados a adolescentes en peligro. Se dijeron que era urgente. Se zambulleron. No lograron atraparme. Se zambulleron de nuevo, día tras día, más y más… Y acabaron sacándome de allí. Y a muchos otros conmigo. Literalmente, nos repescaron. Les debemos la vida».

Foto: imagen de la película Ernest & Celestine (2012).

Antes que el diablo sepa que has muerto: ¿podemos “ajustar cuentas” con la vida?
«¿Sabes una cosa? Lo bueno de la contabilidad inmobiliaria es que puedes… puedes sumar al final de una página o en medio de una página y todo encaja, al final del día todo encaja. El total es siempre la suma de las partes. Es limpio, claro, impecable, indiscutible. Pero mi vida no es… no encaja, es… nada está conectado con el resto, no. Yo no soy la suma de las partes. Todas las partes juntas no suman un único yo, supongo».

Antes que el diablo sepa que has muerto: ¿podemos “ajustar cuentas” con la vida?

«¿Sabes una cosa? Lo bueno de la contabilidad inmobiliaria es que puedes… puedes sumar al final de una página o en medio de una página y todo encaja, al final del día todo encaja. El total es siempre la suma de las partes. Es limpio, claro, impecable, indiscutible. Pero mi vida no es… no encaja, es… nada está conectado con el resto, no. Yo no soy la suma de las partes. Todas las partes juntas no suman un único yo, supongo».

Cometas en el cielo: del éxito profesional al examen de la vida
Cuando Amir se enfrenta a esa llamada telefónica el camino del corazón emprende un viaje aún más necesario que el del éxito en la vida. Un camino de redención y perdón nos revela que aunque el amor duele, el desamor mata; que una vida auténtica vale más que una vida de éxitos; y que para habitar allí donde el corazón te lleva es necesario vencer los miedos. 

Cometas en el cielo: del éxito profesional al examen de la vida

Cuando Amir se enfrenta a esa llamada telefónica el camino del corazón emprende un viaje aún más necesario que el del éxito en la vida. Un camino de redención y perdón nos revela que aunque el amor duele, el desamor mata; que una vida auténtica vale más que una vida de éxitos; y que para habitar allí donde el corazón te lleva es necesario vencer los miedos. 

Punset: ¿el amor es un instinto de supervivencia?
Mientras llega ese terrorífico mundo perfecto donde la vida se angosta de manos de la Ciencia, yo me quedo con los hombres libres, de alma irreductible, que cuando me miran demuestran mirar a un ser humano y cuando me quieren demuestran hacerlo sin pensar o calcular su supervivencia. 

Punset: ¿el amor es un instinto de supervivencia?

Mientras llega ese terrorífico mundo perfecto donde la vida se angosta de manos de la Ciencia, yo me quedo con los hombres libres, de alma irreductible, que cuando me miran demuestran mirar a un ser humano y cuando me quieren demuestran hacerlo sin pensar o calcular su supervivencia. 

Homero: el ciego que nos trajo la luz
Algunas fuentes populares nos informan de que el divino Homero, padre de La Ilíada y La Odisea, era ciego. Casi con seguridad eso no es cierto, pero la sabiduría del pueblo gusta más de las anécdotas -reales o no- que nos ayudan a entender una realidad o un personaje, que del puro dato objetivo y descontextualizado. Al común de los mortales nos inspira mucho más la imagen de un hombre ciego que hacía ver grandes batallas a los nobles de su tiempo que el dato de que Homero nació en la Jonia del siglo VIII a. C. 

Homero: el ciego que nos trajo la luz

Algunas fuentes populares nos informan de que el divino Homero, padre de La Ilíada y La Odisea, era ciego. Casi con seguridad eso no es cierto, pero la sabiduría del pueblo gusta más de las anécdotas -reales o no- que nos ayudan a entender una realidad o un personaje, que del puro dato objetivo y descontextualizado. Al común de los mortales nos inspira mucho más la imagen de un hombre ciego que hacía ver grandes batallas a los nobles de su tiempo que el dato de que Homero nació en la Jonia del siglo VIII a. C. 

Ratatouille: «Cualquiera puede cocinar»
«Cualquiera puede cocinar», sostiene el gran Gusteau, quien, incluso ya fallecido, inspiró con su arte y consejo a Remy, una sencilla rata de campo, hasta convertirla en chef del más reputado restaurante de París. En un primer sentido, esta frase viene a decir que con buena voluntad, constancia y un buen maestro cualquiera puede llegar a cocinar dignamente. Sin embargo, la frase tiene un sentido más profundo, que nos revelará el exigente crítico Anton Ego hacia el final de la película: «No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista sí puede provenir de cualquier lado». 

Ratatouille: «Cualquiera puede cocinar»

«Cualquiera puede cocinar», sostiene el gran Gusteau, quien, incluso ya fallecido, inspiró con su arte y consejo a Remy, una sencilla rata de campo, hasta convertirla en chef del más reputado restaurante de París. En un primer sentido, esta frase viene a decir que con buena voluntad, constancia y un buen maestro cualquiera puede llegar a cocinar dignamente. Sin embargo, la frase tiene un sentido más profundo, que nos revelará el exigente crítico Anton Ego hacia el final de la película: «No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista sí puede provenir de cualquier lado».